Diabetes mellitus: Qué es y cómo tratarla

Lunes 15 Noviembre - 2021 | Categoría Artículos, Noticias

Elena Carrasco Piña, Profesor Asociado, Facultad de Medicina Universidad de Chile. Unidad de Diabetes “Dr. Manuel García De los Ríos”, Hospital San Juan de Dios. Profesora invitada, Magister en Nutrición y Alimentos, INTA – Universidad de Chile.

La diabetes mellitus, más que una enfermedad crónica, es una condición en que el páncreas no produce insulina, como en el caso de la Diabetes tipo 1 (DM1), o la produce en cantidad insuficiente para metabolizar los hidratos de carbono, correspondiente a Diabetes tipo 2 (DM2). En ambos casos, la glicemia (azúcar en la sangre) aumenta por sobre los niveles normales

Al no haber insulina suficiente, la glucosa no entra a la célula y esta situación se traduce en una falta de energía. El organismo trata de deshacerse de este exceso de glucosa a través de la orina y se produce glucosuria. Para eliminar la glucosa la persona siente más sed (polidipsia) y orina más (poliuria). Esta pérdida de energía a través de la orina produce un aumento del apetito (polifagia); sin embargo, a pesar de esta situación, el paciente pierde peso. Y esta pérdida de peso no es fisiológica. En palabras simples, no es saludable, porque se pierde masa muscular -es decir, proteínas-, y esa es la razón que el paciente se sienta cansado, fatigado.

Estos dos tipos de diabetes son los más frecuentes, la DM1 que principalmente se diagnostica en niños y jóvenes corresponde a alrededor del 3 a 5% de todas las personas que tienen diabetes, y la DM2 generalmente son adultos y corresponde al 90 %.

Actualmente, dado el gran aumento de la obesidad en niños y adolescentes, también la DM2 aparece en jóvenes obesos y que lamentablemente, si no se cuidan, pueden presentar después de varios años, iguales complicaciones que el diabético tipo 2 adulto, es decir: hipertensión arterial, factores de riesgo cardiovascular, alteraciones a la vista y riñón.

Otro grupo es la Diabetes Gestacional (DMG), es decir las mujeres que presentan la enfermedad durante el embarazo y que deben seguir un buen control metabólico para evitar complicaciones. Estas complicaciones se pueden prevenir con un buen manejo de la diabetes, una alimentación saludable, ejercicio físico programado, control médico y fármacos orales o insulina. Adicionalmente, en la actualidad, existe un gran avance tanto para monitorear el control de glicemia capilar, sistemas digitalizados a través de aplicaciones en teléfonos celulares, así como una amplia gama de nuevos fármacos.

Magnitud del problema

En el mundo hay un aumento progresivo y considerable de la diabetes, especialmente de la DM2. Con una población de personas con diabetes de más de 537 millones, según datos de la Federación Internacional de Diabetes (IDF), y cuya estimación al 2030 supera los 643 millones.

La distribución de casos en el mundo es de 61 millones de personas en Europa, 51 millones en América del Norte y el Caribe; 24 millones en África; 73 millones en Oriente Medio y Norte de África; 90 millones en el Sudeste Asiático; 206 millones Pacífico Occidental y 32 millones en América del Sur y Centroamérica.

En Chile, existen alrededor de 1.800.000 diabéticos en total, correspondiendo la DM1 a un número menor, mientras la mayoría son DM2, cuyo aumento es tremendamente preocupante y se debe principalmente al incremento de la obesidad. En la Encuesta Nacional de Salud 2017 se determinó una prevalencia de DM2 en mayores de 15 años de 13.2%. En cambio, la DM1 en Chile, según datos de Verificación de Costos del GES 2015, alcanzan a 13.476. No existen datos más recientes.

El tema central de la IDF este año es el acceso a la atención de la diabetes. Esto es, atención y apoyo continuo al paciente diabético, acceso a los medicamentos, al autocontrol y a la educación. La diabetes puede controlarse, y por ello es importante hacer el diagnóstico oportunamente y enfrentarla. Además, el paciente debe involucrarse en su tratamiento, y por eso la educación es fundamental. Un paciente con conocimientos adecuados y con el apoyo de su familia puede perfectamente prevenir o retardar las complicaciones que puede producir un mal control.

La población diabética debe tener este concepto muy claro

Una persona con diabetes puede llevar una vida normal, lo cual depende de su interés por aprender. Los pilares de su tratamiento son: alimentación, insulinoterapia, ejercicio, comprensión de sus controles de laboratorio, apoyo familiar, entre otros.

Uno de los pilares fundamentales del tratamiento es la alimentación, que debe tener las siguientes características:

Alimentación Saludable

Lácteos descremados, carnes blancas, pescado, leguminosas, cereales integrales, verduras, frutas, aceite de oliva. Es necesario e importante que toda la familia consuma la misma alimentación. Consumo moderado de alcohol, preferir vino; un vaso al día en la mujer y dos vasos de vino en el hombre, por 6 días y no acumulable al fin de semana.

Eliminar sacarosa en todas sus formas incluyendo los productos de pastelería, se puede sustituir por endulzantes recomendados y respetando las dosis máximas. Comprender el etiquetado nutricional.

Organizaciones de apoyo al paciente

Existen dos organizaciones sin fines de lucro que funcionan especialmente para brindar un apoyo al paciente diabético y su familia:  Asociación de Diabéticos de Chile (ADICH) y la Fundación de Diabetes Juvenil de Chile. Estas organizaciones enseñan, especialmente, a vivir con diabetes, educando en alimentación, ejercicio, medicamentos (sin intervenir en la prescripción médica que tiene el paciente), técnicas de colocación de insulina y apoyo psicológico. Tienen equipos multidisciplinarios que trabajan con los pacientes.

La Asociación de Diabéticos de Chile (ADICH) recibe a los diabéticos tipo 2. Tienen clases de cocina, charlas de sicología y otras, y la Fundación de Diabetes Juvenil de Chile agrupa a los diabéticos niños y jóvenes tipo 1. En ambas organizaciones se realizan reuniones educativas con los padres; los niños reciben los conocimientos a través de juegos, han editado libros tanto, para niños, como recetarios de preparaciones dulces sin azúcar.

Buenas noticias

La diabetes puede prevenirse, manteniendo un peso adecuado y a través de una vida activa, realizando ejercicio o simplemente caminando. El consumo de una alimentación saludable en base a verduras, leguminosas, frutas, carnes magras, pescado; evitando el exceso de frituras y de productos de pastelería. En general, una vida sana será, también, un ejemplo para los hijos y se traducirá en una eficiente forma de prevenir la obesidad.

Referencias

  1. ATLAS Federación Internacional de Diabetes 2021. [email protected]
  2. Estudio de Verificación de Costos del GES de 2015. 30 dic. 2019
  3. Encuesta Nacional de Salud 2016-2017 – MINSAL
  4. Libro Diabetes Mellitus Tercera Edición. Dr. Manuel García de los Ríos, Dra. P. Durruty Eds.
  5. Capítulo Tratamiento Nutricional del paciente diabético. L. Sanhueza, E. Carrasco 2014.
Buscador

Ingresa tu búsqueda y presiona [enter] o el botón "Buscar"