Expertos nacionales e internacionales buscan mejorar la salud oral en personas mayores

Lunes 20 Enero - 2020 | Categoría Noticias
  • En un trabajo transdisciplinario impulsado por la Universidad de Chile, 62 investigadores -entre ellos la académica INTA Bárbara Ángel- generaron un Policy Paper. Desde una perspectiva que comprende a la salud como un fenómeno integral, esta publicación busca generar propuestas y mejorar las políticas públicas existentes en la materia.

En Chile, las políticas de salud bucal estuvieron históricamente orientadas a la prevención y tratamiento odontológico de niños, sin considerar el acelerado proceso de envejecimiento que vive el país. Actualmente un 11,4 por ciento de la población tiene 65 años o más y se espera que para el año 2050, aumente a una tasa del 22 por ciento.

De este grupo etario, el 81 por ciento tiene menos de 20 dientes. La enfermedad más frecuente es el daño periodontal, un 57 por ciento tiene caries y los problemas bucales que se presentan, se relacionan con la diabetes, enfermedades cardiovasculares, de salud mental, de comunicación oral y estética. Las políticas existentes, hoy se enfocan Garantías Explícitas en Salud de urgencia odontológica, el de atención integral del adulto de 60 años y el programa de reforzamiento.

En este contexto y luego de dos talleres previos, nace el Policy Paper de Salud Oral en Personas mayores: “Un desafío multidimensional para Chile”, desarrollado por la Red Transdisciplinaria sobre Envejecimiento, dependiente de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID) y al que se suscribieron 62 académicos y académicas nacionales e internacionales, provenientes de Nueva Zelanda, Australia, España y Brasil, entre otros.

El documento, busca entregar una aproximación a esta dimensión en la salud de las personas y proponer que estas deben tener un lugar preponderante en las políticas públicas, desde la atención, acompañamiento, educación y prevención. Asimismo, se constituye como una herramienta para convocar a los tomadores de decisión, la sociedad civil, las personas mayores y a su entorno, para visibilizar la salud bucal como parte de un desarrollo integral desde el trabajo conjunto.

El vicerrector de la VID, Flavio Salazar destacó la importancia de esta misiva y el rol de la Universidad de Chile. “Generar este tipo de productos nos llena de satisfacción. Durante el último año hemos consolidado nuestras redes transdisciplinarias y una de ellas es la de envejecimiento, que se ha encargado de abordar de diferentes perspectivas problemas que aquejan a los adultos mayores. En ese sentido, resulta en un aporte al país, ya que evidencia un problema que es grave y, por otra parte, propone medidas para mitigarlo. Ese es un aporte que nuestra institución está haciendo en varias áreas, incluyendo estas de envejecimiento”, señaló.

En la misma línea, la Académica de la Facultad de Odontología, Iris Espinoza, valoró los esfuerzos que se están realizando en la Casa de Bello a raíz de estas problemáticas. “La Universidad imparte desde pregrado cursos enfocados en el tratamiento odontológico de la población adulto mayor. Además, realiza un Diplomado de Odontogeriatría, con el objetivo de profundizar y actualizar a los odontólogos en la evaluación y tratamiento de las enfermedades bucales en personas de edad, basado en los pilares de la valoración geriátrica integral. Por último, nos enorgullece estar planificando el que sería el primer programa de Especialidad en Odontogeriatría en Chile”, explicó.

La importancia del estallido social en la elaboración del documento

La Red Transdisciplinaria de Envejecimiento nació el año 2014, y el objetivo que tenían para el año 2019 era hacerse cargo del tema de la salud. Para esto, una de sus líneas de acción fue elaborar un Policy Paper relacionado con la salud oral que se empezó a gestar en abril y se sistematizó un poco antes del 18 de octubre, día en que la ciudadanía comenzó a salir a las calles para manifestarse por una sociedad más justa. Dos de sus demandas más importantes son el acceso y la calidad de la salud.

La profesora del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile, Bárbara Ángel, señaló el impacto que tuvo el despertar social. “Este estallido ha servido para visualizar o poner en la discusión más ampliamente la temática del envejecimiento en Chile y las políticas públicas enfocadas en personas mayores” explicó. El pasado jueves 7 de noviembre se realizó un nuevo taller en el cual se revisaron cambios a nivel estructural sobre políticas públicas para hacerse cargo de las nuevas demandas sociales. La actividad permitió profundizar y entender la salud como un fenómeno integral que no está desconectado de sociedad.

Además, la académica Ángel agregó la multidimensionalidad de esta perspectiva. “El género, la pobreza, las enfermedades crónicas, fragilidad y dependencia, junto con las relaciones sociales, son aspectos que se deben considerar cuando se piensa en la prevención y mantención de la salud oral de adultos mayores. En paralelo, la sociedad civil, los tomadores de decisión, la academia, así como las mismas personas de edad cumplen un rol importante para poder lograrlo”, indicó.

El Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), tuvo un rol activo en la edición del Policy Paper. El Director, Octavio Vergara, valoró la creación del documento. “El generar este tipo de insumos, que entrega sustento científico y práctico de la problemática, permite ir sumando actores en el desafío de mejorar las acciones de prevención y tratamiento en este ámbito, posibilitando un abordaje desde los diferentes niveles de la sociedad. Desde SENAMA se han intencionado convenios con universidades y profesionales de la salud oral, para que puedan considerar intervenciones en la población que participa de los programas del Servicio, especialmente en los Establecimientos de Larga Estadía (ELEAM)”, explicó.

Además, Vergara también se refirió a al contexto social. “El estallido es una alerta a todas las instituciones del país y en este sentido la empresa privada, las universidades y principalmente el Estado, deben generar las reflexiones y acciones necesarias para poder dar respuesta a las diversas y múltiples demandas de la ciudadanía. Consideramos que nuestros programas si se ajustan a las demandas de la sociedad civil, entendiendo que siempre se puede mejorar y no se pueden abordar todos los requerimientos de la población mediante un programa específico. Por otro lado, sabemos que podemos hacer más, y por ello estamos mejorando las instancias de coordinación entre el Servicio y los demás Ministerios”, sostuvo.

Finalmente, la profesora Espinoza, ve esta publicación como una oportunidad de preocuparse por un grupo etario olvidado en las políticas públicas. “En el acelerado proceso de envejecimiento de la población en Chile, los estudios han demostrado la alta prevalencia de enfermedades bucales en los adultos mayores y sus marcadas inequidades. Esto nos obliga a considerar esta parte de la población como un tema que debe ser prioritario en las medidas gubernamentales de salud oral”, cerró.

El documento puede ser descargado en este link.

 

Fuente: Comunicaciones VID

Buscador

Ingresa tu búsqueda y presiona [enter] o el botón "Buscar"