Preguntas Frecuentes

Es aquella que proporciona toda la energía y los nutrientes que cada persona necesita para crecer, desarrollarse y mantenerse sano. Significa comer abundantes verduras y frutas diariamente, tomar leche o yogur descremados, preferir el pescado, pavo, pollo o carnes rojas sin grasa, comer legumbres, granos enteros y beber mucha agua. Estos alimentos aportan una cantidad suficiente de proteínas, grasas esenciales, minerales, vitaminas, antioxidantes y agua. Gracias a ellos, nuestro cuerpo funciona bien y crea los mecanismos necesarios para defenderse de las enfermedades.

Porque después de diez o doce horas de ayuno necesitamos energía y nutrientes para realizar nuestras actividades diarias. La falta de desayuno provoca fatiga y pérdida de energía. Sin desayuno es difícil cubrir las necesidades nutricionales diarias.

Un buen desayuno debe incluir leche o yogur descremados, pan o cereales y fruta o jugos de fruta (sin adición de azúcar). También puedes elegir otros alimentos como: palta, huevo, queso fresco o sin grasa.

Sí, estudios científicos han demostrado que niños que no desayunan tienen un menor rendimiento escolar, debido a la falta de glucosa, que aporta la energía necesaria para el buen funcionamiento del cerebro.

Mejora el rendimiento físico y escolar, ayuda a  mantener un peso corporal normal,  mejora la concentración y el comportamiento, aumenta el rendimiento y la productividad en el trabajo, permite mantener un crecimiento y desarrollo adecuados y contribuye a mantener la salud y el bienestar.

Son aquellos alimentos que en forma natural o procesada, contienen componentes que ejercen efectos beneficiosos para la salud que van más allá de la nutrición. Ejemplo de alimentos funcionales procesados productos lácteos fermentados que contienen prebióticos o huevos enriquecidos. De alimentos naturales pescado por su aporte de ácidos grasos omega 3 o tomates por su contenido de licopeno

Son microorganismos vivos cuya ingesta es beneficiosa para la salud. Son útiles para prevenir y tratar las diarreas infecciosas, tratar la intolerancia a la lactosa, mejorar el sistema inmunitario, prevenir ciertas manifestaciones alérgicas, reducir los niveles de colesterol y prevenir el cáncer de colon.

Son hidratos de carbono complejos, no digeribles presentes en los alimentos como los fructanos, que disminuyen el riesgo de infección intestinal y previenen la constipación. Se encuentran en forma natural en: cebollas, puerros, papas, espárragos, ajos, alcachofas, achicoria, entre otros. Y en alimentos procesados con adición de Fructo-oligosacáridos (FOS). Estos alimentos estimulan la flora intestinal, ayudan a absorber el calcio, reducen los lípidos sanguíneos y pueden disminuir el riego de cáncer de colon.

Son compuestos químicos que se encuentran ampliamente distribuidos en las plantas. Los tres grupos más importantes son los flavonoides, los ácidos fenólicos y los polifenoles. Los compuestos fenólicos son antioxidantes y pueden contribuir a prevenir algunas enfermedades. Las principales fuentes de estos compuestos son el té, las aceitunas, manzanas, vino tinto, entre otros.

Son un tipo de ácido graso que se encuentra presente en mayor proporción en los pescados grasos como jurel, sardina, atún y alimentos como nuez, linaza, raps o canola. Y en alimentos procesados a los que se les ha incorporado omega 3.
Son esenciales para el desarrollo normal del sistema nervioso y disminuyen el riesgo de enfermedades del corazón en los adultos.

Son compuestos químicos presentes en la mayoría de las verduras, frutas, legumbres, té, nueces, ajo, orégano, entre otros. Los antioxidantes tienen la capacidad de eliminar o neutralizar la acción de los llamados “radicales libres”, moléculas que se producen naturalmente en nuestro cuerpo en todos los procesos que requieren oxígeno, estos pueden dañar las células y son en gran parte responsables de las enfermedades cardíacas, algunos tipos de cáncer y el envejecimiento.

Se forman durante el proceso de hidrogenación parcial de los aceites vegetales, para aumentar su vida útil y modificar su consistencia de líquida a sólida o semisólida.
Los ácidos grasos trans actúan como grasas saturadas, es decir disminuyen el colesterol HDL (bueno) y aumentan el colesterol LDL (malo).
Algunas margarinas y mantecas vegetales contienen cantidades variables de ácidos grasos trans.

La fibra se encuentra en general en las verduras, frutas, legumbres y en cereales integrales como avena, cebada o centeno principalmente. Hace más lenta la absorción de la glucosa, contribuye a disminuir los niveles de colesterol, aumenta la saciedad y evita la constipación (estreñimiento).

Libre de azúcar significa que contiene menos de 0,5gramos de azúcar por porción y sin azúcar adicionada se usa cuando no se ha agregado azúcar como ingrediente en el alimento procesado. Si el azúcar es reemplazada por fructosa, jarabe de maíz, glucosa o miel, se debe recordar que ellos aportan calorías y pueden aumentar la glicemia o azúcar en la sangre.

Es aquel cuyo procesamiento  utiliza usando métodos convencionales para fertilizar, controlar malezas o prevenir enfermedades y  plagas. Por ejemplo en lugar de usar pesticidas químicos, se usan técnicas como la rotación de cultivos o el uso de coberturas vegetales.

Es un mineral esencial para el organismo, esto significa que debemos consumirlo a través de los alimentos.Es importante para la formación y mantención de huesos y dientes sanos y firmes.

La leche, yogurt y quesos son la principal fuente de calcio. Aunque algunas frutas, verduras y almendras también lo contienen, este mineral se absorbe en menor proporción que en los lácteos.

Una dieta equilibrada, un adecuado consumo de alimentos que contengan calcio, la actividad física al aire libre y una adecuada exposición a la luz durante la vida, son factores importantes para prevenir esta severa enfermedad.

Es la intolerancia al gluten, que no tiene solución con medicamentos. El único tratamiento es eliminar para toda la vida el gluten de la alimentación, con este tratamiento el intestino se mantiene sano y desaparecen los molestos y variados síntomas. Los alimentos que contienen gluten son los derivados del trigo, cebada y centeno, como por ejemplo, pan, galletas y  fideos entre otros.

Existe una predisposición genética, es decir, las personas nacen con los genes de esta enfermedad. Se produce cuando la persona consume alimentos que contienen gluten.

El gluten es un conjunto de proteínas presentes en el trigo, el centeno, la cebada, el kamut y el triticale. Esta proteína afecta el funcionamiento del intestino delgado provocando que la persona celíaca no pueda absorber los nutrientes necesarios para vivir, para luego desencadenar pausada y silenciosamente graves enfermedades y daños irreparables a otros órganos.

El gluten está presente de forma natural en el trigo, la cebada, el centeno, el triticale y el kamut. De forma artificial en la avena por contaminación cruzada y en muchos alimentos procesados o fabricados con: saborizantes, colorantes, conservantes, aditivos, espesantes, aglutinantes, almidones, extracto de malta, proteína vegetal y texturizada, caseinato de sodio, especies molidas, glutamatos, glutamato monosódico, levaduras, mono y diglicéridos, maltosa dextrina y salvado.

Llevar una alimentación saludable y sin gluten, mantener el régimen sin gluten durante toda la vida, consumir alimentos elaborados certificados “sin gluten”, evitar la contaminación cruzada y asistir a controles médicos y nutricionales en forma periódica.

Volver arriba