ROMILIO ESPEJO TORRES
Bio

ROMILIO ESPEJO TORRES


Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2018

Sus primeros años.

Romilio Espejo Torres nació en Parral el 25 de agosto de 1939, hijo de Romilio Espejo Chacón, médico-cirujano, y Adriana Torres Cifuentes, profesora normalista. Su infancia transcurrió entre trenes, en San Rosendo, donde su padre era médico de los Ferrocarriles del Estado. Hasta los 10 años tuvo un pasar cómodo que se interrumpió abruptamente con la repentina muerte de su padre. De ahí en adelante, la familia debió mantenerse con el exiguo sueldo de profesora primaria de la madre. Cursó los tres primeros años de educación secundaria en el Liceo de Concepción, el cuarto año, en el Colegio de la Alianza Francesa, y quinto y sexto en el Liceo de Coronel.  

Estudios universitarios

Estudió Bioquímica en la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad de Concepción. Siendo el único alumno que se aventuró a estudiar una disciplina bastante desconocida en ese momento debió terminar su carrera en la Universidad de Chile. Allí tuvo profesores de la talla de Osvaldo Cori y Mario Luxoro. A pesar de esas influencias, Romilio Espejo se decantó por la Biología Molecular, área que en ese momento casi no tenía seguidores en nuestro país. Al recibirse, partió al California Institute of Technology (Caltech), como postdoctoral research fellow, donde se enfrentó a la difícil tarea de rendir como post doctor siendo recién un licenciado de 23 años. Estudiando mucho y trabajando intensamente logró superar las dificultades y ser apreciado por su profesor guía, Robert L. Sinsheimer, y otros destacados académicos de Caltech, como el Premio Nobel Max Delbruck, ambos precursores de la Biología Molecular. Retornaría varias veces a Caltech.

Las investigaciones tempranas

Luego de su entrenamiento en el estudio de virus que atacan bacterias (bacteriófagos) regresa a Chile en 1965 para estudiar los bacteriófagos del mar. En ese tiempo había una literatura científica muy incipiente sobre la existencia de estos virus en aguas de mar; hoy se considera que son la biota más abundante y diversa en los océanos. El Prof. Espejo descubrió un bacteriófago con propiedades únicas, que llamó PM2, y que sería posteriormente usado en todo en el mundo como modelo para estudiar membranas y DNAs pequeños. PM2 ha sido también un modelo extraordinario para estudiar la replicación y manipulación del DNA, generándose más de 200 publicaciones exclusivamente sobre PM2, algunas en revistas muy prestigiosas como Nature y Science. Los artículos del Prof. Espejo sobre la descripción de PM2 han generado más de 1000 citas. Aún después de 40 años, no es raro encontrar artículos sobre este fago. Junto con este bacteriófago, Romilio Espejo descubrió una bacteria hospedera del fago, llamada originalmente BAL31. De ésta se obtiene una enzima que rompe el DNA en una forma especial llamada nucleasa BAL31, muy utilizada en ingeniería genética y producida y comercializada por numerosos laboratorios. Posteriormente, la bacteria fue nombrada “Alteromonas espejiana” por los prestigiosos bacteriólogos Paul y Linda Baumann, en reconocimiento a Romilio Espejo. Sus trabajos en PM2 y pseudoalteromonas espejiana han recibido más de 1500 citas. 

El inicio en la biolixiviación

A pesar del éxito en la investigación sobre PM2 y la Pseudoalteromonas espejiana y motivado por su vocación de aplicar la ciencia fundamental a los procesos productivos, decidió dejar estos estudios para iniciar en 1973, en el Instituto de Investigaciones Tecnológicas (INTEC) de la CORFO, los estudios sobre biolixiviación del cobre. La intención era contribuir, desde la microbiología, a una tecnología que tuviera impacto en la minería del cobre y la economía nacional. Sin embargo, ese año, el Prof. Espejo debió dejar el país y se radicó en México.

Los años en México y sus contribuciones en el combate de la diarrea por rotavirus

Después de dos años, primero como senior postdoc en Caltech y luego como Profesor Asociado en la Universidad de Birmingham, Alabama, se trasladó al Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Hizo importantes contribuciones en el conocimiento de los rotavirus y formó un grupo que en la actualidad sigue generando evidencia reconocida mundialmente. Su producción científica en este ámbito ha dado lugar a más de 700 citas. Poniendo de manifiesto su compromiso con la ciencia traslacional, el Prof. Espejo diseñó un kit para diagnosticar este virus, cuya propiedad transfirió al Servicio de Salud de México (1993) y al Instituto de Salud Pública de Chile (1994). Los trabajos en esta área ameritaron su nombramiento en el Steering Committee del Programa de Prevención de Diarreas de la OMS. Su trabajo en México le permitió llegar al más alto nivel del Sistema Nacional de Investigadores, al que sólo habían accedido 70 académicos, y fundar una Escuela de Virología Molecular que persiste en la actualidad. Su residencia en México no impidió mantener contacto con investigadores chilenos para contribuir al establecimiento de esta línea de investigación en nuestro país, donde además de introducir el uso de su kit, participó en la demostración de la importancia de este virus en la diarrea infantil en Chile.

La continuación en la investigación y desarrollo de la biolixiviación del cobre

De regreso en Chile, reinició estos estudios en 1986 en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile como investigador contratado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Posteriormente, se trasladó al Centro de Estudios Científicos de Santiago (CECS) y a la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. 

Con el apoyo del CECS obtuvo un proyecto del Gobierno francés para instalar un laboratorio y trabajar en las primeras observaciones del VIH en Chile. Continuó estos estudios con fondos del Gobierno sueco en la Facultad de Medicina. Después de realizar varias publicaciones, dejaría este tema en manos de sus colaboradores para dedicarse por entero a la biolixiviación del cobre. 

Para ello, en 1990 tomó una decisión crucial en su carrera científica: aceptar un trabajo con dedicación exclusiva en la Gerencia de Investigación y Desarrollo de la Sociedad Minera Pudahuel. En esta etapa, identificó y caracterizó las bacterias responsables en el proceso productivo de esta empresa, conocido como TLB (Thin layer bioleaching). Sus publicaciones en esta materia son reconocidas como precursoras del uso de la biología molecular en la comprensión del proceso en las plantas de biolixiviación. Han recibido más de 200 citas y constituyen el grueso de las publicaciones científicas realizadas desde empresas en Chile. Romilio Espejo demostró la importancia de las bacterias en el sistema de lixiviación de cobre TLB. Este desarrollo permitiría el establecimiento en Chile de las primeras dos minas en el mundo que obtuvieron cobre utilizando exclusivamente este proceso: Cerro Colorado (1990) y Quebrada Blanca (1993). El proceso TLB de la Minera Pudahuel es, probablemente, el avance biotecnológico más importante y de mayor impacto económico generado en nuestro país.

El trabajo en el INTA y el regreso a los bacteriófagos

En 1998, regresa a la academia, esta vez al Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA). En nuestro instituto, realiza estudios sobre aplicación de la microbiología en los procesos orientados a mejorar la producción y calidad de los alimentos obtenidos del mar. Esta nueva línea de investigación recibió el apoyo de FONDECYT, FONDEF e INNOVA-CORFO. 

Dos han sido sus principales contribuciones en este ámbito. La primera es la formulación de una combinación de bacterias autóctonas del salmón que al ser administrada a estos peces a temprana edad mejoran su resistencia a algunas bacterias patógenas. Segundo, la identificación del Vibrio parahaemolyticus proveniente del sudeste asiático como causante de los serios brotes que han ocurrido en Chile y la comprensión de los fenómenos que determinan su carga en el mar. El Prof. Espejo es conocido internacionalmente en este campo y sus publicaciones han recibido ya más de 150 citas. 

En los últimos años, y como parte de su contribución al rubro de alimentos, implementó un laboratorio para la detección cuantitativa de transgénicos, un requisito para la exportación de ciertos productos. Este laboratorio es único en Chile y también entrega se servicios a empresas peruanas y colombianas. Asimismo, fue codirector del proyecto INNOVA “Desarrollo de herramientas biotecnológicas utilizando bacterias para la generación de probióticos y el procesamiento de ingredientes vegetales que permitan aumentar su inclusión en alimentos de salmón” e investigador responsable de un proyecto FONDECYT sobre ecología de Vibrio parahaemolyticus. También dirigió un original proyecto INNOVA CORFO sobre uso de bacteriófagos como antibacterianos en el cultivo de salmónidos. De esta forma, después de casi 40 años, el Prof. Espejo regresó al estudio de los bacteriófagos, esta vez con un interés de aplicación del conocimiento más que de su generación, como ocurrió inicialmente. 

Trabajo formativo

La formación de nuevos investigadores y tecnólogos ha sido una parte un importante del quehacer del Prof. Espejo. Tanto en Chile como en México ha formado más de 15 nuevos investigadores que, con grado de magíster o doctor, se desempeñan con mucho éxito como académicos en diversas universidades o centros de investigación, nacionales e internacionales. Casi todos han seguido la escuela inculcada por su mentor, al conciliar los intereses científicos con la aplicación del conocimiento en la innovación.

Contribuciones en política y administración de la ciencia

En todas las instituciones en que ha estado, el Prof. Espejo no ha descuidado su participación en labores de dirección y administración. Ha desempeñado cargos de dirección asignados o de elección, como jefe de Departamento, miembro de Consejo Consultivo, delegado, etc. 

Su interés por la buena administración de los recursos para la ciencia y tecnología ha sido, junto con su actividad en ciencia y sus aplicaciones, un factor importante para solicitar su cooperación en consejos asesores, como el Consejo Directivo del Fondo Nacional de Desarrollo Tecnológico y Productivo (FONTEC) de la CORFO, el Comité Asesor del Presidente de CONICYT, y el Consejo de Centros Regionales de CONICYT entre otros. 

Además, ha sido elegido miembro correspondiente de la Academia Chilena de Ciencias y miembro de la American Academy of Microbiology (USA). Ha formado parte del comité editorial de prestigiosas revistas en el ámbito de la microbiología y la biotecnología, como Environmental Microbiology y Microbial Biotechnology.

Enero 1963 – Enero 1965 Post-doctoral research fellow. Division of Biology, California Institute of Technology, Pasadena, California, U.S.A.

Enero 1967 – Agosto 1967 Post-doctoral research fellow. Division of Biology, California. Institute of Technology, Pasadena, California, U.S.A.

Agosto1967 – Noviembre 1967 Research Associate, Department of Biology.  University of California in Riverside, California, U.S.A.

Enero 1969 – Agosto 1970 Senior post-doctoral research fellow. Division of Biology, California Institute of Technology.

Diciembre 1973 – Febrero1975 Senior post-doctoral research fellow. Division of Biology, California Institute of Technology.

Febrero 1975 – Febrero 1976 Visiting Associate Professor, Department of Microbiology, University of Alabama, Birmingham, Alabama, U.S.A.

Enero 1965 – Agosto 1976 Profesor Asistente, Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.

Enero 1966 – Enero 1970 Profesor Asociado de Microbiología Departamento de Microbiología, Facultad de Ciencias, Universidad de Chile.

Enero 1970 – Septiembre 1973 Investigador, División Microbiología, INTEC CORFO.

Agosto 1976 – Septiembre 1978 Investigador Titular “A”, Instituto de Investigaciones Biomédicas, Universidad Nacional Autónoma de México, D.F.

Septiembre 1978 – Septiembre 1981 Investigador Titular “B”, Instituto de Investigaciones Biomédicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México, D.F.

Septiembre 1981 – Octubre 1988 Investigador Titular “C”, (nivel académico máximo) Instituto de Investigaciones Biomédicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México, D.F.

Septiembre 1978 – Octubre 1988 Profesor de Asignatura en Virología Dirección de la Unidad Académica de los Ciclos Profesionales y Postgrado del Colegio de Ciencia y Humanidades Universidad Nacional Autónoma de México.

Septiembre 1982 – Febrero 1987 Jefe del Departamento de Biología Molecular, Instituto de Investigaciones Biomédicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México, D.F.

1988 – 1993 Profesor, Centro de Estudios Científicos de Santiago, Santiago, Chile.

1990 – 1998 Profesor Titular, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.

1990 – 1996 Investigador, Gerencia de Investigación y Desarrollo, Sociedad Minera Pudahuel.

1990 – 2018 Profesor Titular, Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, Universidad de Chile.

Abril 1976 Consultor UNESCO, Departamento de Bioquímica, Universidad del Valle, Cali, Colombia.

Julio 1976 Profesor Cursos Internacionales sobre Bacteriófagos auspiciado por OEA, ICRO, UNESCO. Universidad del Valle, Cali, Colombia.

1980 – 1983 Miembro del “Steering Committee” del “Scientific working group on viral diarrhoeas: Microbiology, epidemiology, immunology and vaccine development”. The Diarrhoeal Disease Control Programme. Organización Mundial de la Salud.

1980 – 1983 Miembro del Sub-Comité de Enfermedades Infecciosas y Parasitarias del Programa Nacional Indicativo de Salud del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

1981 – 1984 Miembro del Comité Permanente de Aspectos de Laboratorio del Programa de Lucha contra las Enfermedades Diarreicas. Organización Panamericana de la Salud.

1984 – 1988 Investigador Nacional, Nivel 3 (nivel máximo) del Sistema Nacional de Investigadores de México.

1992 – 1996 Miembro del Consejo Directivo del Fondo Nacional de Desarrollo Tecnológico y Productivo (FONTEC) 

1993 – 1995 Miembro del Consejo asesor de la Presidencia del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, CONICYT.

2004 – Miembro del Consejo del Programa de Unidades Regionales de Desarrollo Científico y Tecnológico, CONICYT

1978 Bacteria descubierta por Romilio Espejo (Pseudomonas BAL 31) es nombrada Alteromonas Espejiana por P. Bouman y Col. Como reconocimiento a su descubridor. 

1982 Placa de Plata otorgada en “First International Conference on the impact of viral diseases on the development of Latin American Countries and the Caribbean Region”: “R. Espejo and Instituto Investigaciones Biomédicas, México, for their contribution to the field of Virology. March 24 1982. Fundacao Oswaldo Cruz, Guilardo Martins Alves – President”.

1982-1985 Integrante de la Comisión Dictaminadora del Centro de Investigación sobre Ingeniería Genética y Biotecnología de la UNAM.

1983-1985 Miembro del Comité Técnico Asesor del Consejo Directivo del Programa Universitario de Investigación Clínica de la UNAM.

1984-1985 Integrante de la Comisión Dictaminadora del Centro de Investigación sobre Fijación  de Nitrógeno de la UNAM.

1999 Miembro de la American Academy of Microbiology

2005 Miembro correspondiente de Academia Chilena de Ciencias

– Environmental Microbiology

– Microbial Biotechnology

– American Society of Microbiology

– Sociedad de Biología de Chile

– Sociedad de Microbiología de Chile

– Instituto de Ingenieros de Minas de Chile

Buscador

Ingresa tu búsqueda y presiona [enter] o el botón "Buscar"